Trapps

Bajo decenas de peldaños y pasillos laberínticos y atravieso numerosas puertas y pasos de seguridad para hundirme en el metro de Nueva York, como otros cientos de personas. Tengo la impresión de que, en cierta manera, estamos atrapados en este hormiguero subterráneo.
retour-accueil